Los productos fabricados por umbelco dotan a las edificaciones de un aspecto elegante y actual controlando la luz a voluntad.

contacto

Pol. “Las Norias” Avda. Valencia, parcela 6 50450 Muel (Zaragoza).


976 14 52 56 | 976 14 52 57


Comercial@umbelco.com
Internacional@umbelco.com

Siguenos

umbelco.com

La obsolescencia programada. Qué es y cómo combatirla.

Sello Innovación sostenible sin obsolescencia programada

Definamos el problema de la obsolescencia programada

Nuestra definición de la obsolescencia programada sería la fabricación, de forma premeditada, de productos destinados a sufrir un desgaste prematuro que obligue a los clientes a la compra de un producto nuevo. En un sentido amplio, se utiliza también a productos con ciclos de renovación muy cortos e intrascendentes destinados a dejar las versiones previas fuera de uso por anticuadas. A nivel de mercados, la obsolescencia programada es mala para los clientes, atrapados en una espiral de costes cíclicos, para la industria porque premia sistemas productivos ineficaces y castiga a los productos de más calidad y por supuesto para el medio ambiente, que recibe grandes cantidades de productos estropeados y de difícil reciclado. 

 

Orígenes:

Uno de los ejemplos más conocidos a nivel global de obsolescencia programada, y que se considera como el precursor de ésta política, es el conocido como cártel Phoebus del año 1924 por el que los principales fabricantes de bombillas del mundo firmaron un pacto para establecer una duración media de las bombillas que no superase las 1.000 horas y marcar unos niveles de calidad. Aunque éste es el caso más popular, existen sospechas sobre muchos otros sectores que se extienden incluso hasta el día de hoy.

Fabricación sostenible de calidad. Umbelco

 

Como consumidor, ¿cómo puedo luchar contra la obsolescencia programada?

 

El primer paso para derrotar la obsolescencia programada es la información. Un consumidor consciente de los riesgos que implican sus decisiones puede elegir aquellos productos que le resulten más ventajosos, basando sus decisiones en el largo plazo, aunque ello implique un desembolso inicial mayor ( aunque, a pesar de lo que pueda parecer, éste extremo no sea siempre la norma). El consumo responsable es un hábito que se adquiere partiendo de la base del conocimiento.

El segundo paso es atreverse a romper la barrera mental que nos frena a reparar, reducir, reutilizar y reciclar. Pasar a la acción es una decisión simple y que con la expansión de la información por las redes, está cada vez más accesible. Si no tienes las capacidades, participa en programas formativos como los talleres organizados por el club Nosolotornillos de nuestros amigos de Suministros Industriales Herco, que por ejemplo, tienen talleres para enseñar a reparar bicicletas o restaurar muebles. Si no cuentas con las herramientas, o no puedes esperar a formarte, también puedes apoyarte en empresas o pequeños comercios especializados, que te asesoren o ayuden con las reparaciones.

Por último, pero no menos importante, es la difusión. Vivimos en una época en la que la comunicación se ha convertido en global y la información está al alcance de muchos. Si tienes conocimientos de un campo, has podido reparar un producto o has descubierto un “life hack”, cuéntalo. Utiliza etiquetas como #StopOP , #movimientofeniss #repairforfuture #SinObsolescenciaProgramada. Tus conocimientos pueden ayudar a otros, y  así puedes colaborar a un uso eficiente de los recursos naturales.  

Umbelco contra la obsolescencia programada

Como fabricante, ¿cómo puedo colaborar?

 

La base de la lucha contra la obsolescencia programada a nivel profesional es la responsabilidad corporativa. Un industrial responsable, diseñará sus productos de manera sostenible, fabricará pensando en el largo plazo para hacer sus productos más duraderos y funcionales, ofreciendo también de manera abierta un canal para el suministro de recambios. 

Como ya hemos comentado antes, la difusión es importante. Si como profesional haces esfuerzos para luchar contra la obsolescencia programada, participa de programas que te ayuden en la difusión de tu trabajo, como hicimos nosotros con el sello issop de la Fundación Feniss, o imparte talleres para facilitar su mantenimiento. Aunque parezca muy complejo, es una política industrial muy antigua. ¿Quién no tiene algún producto que funciona estupendamente desde hace años? ¿no es genial encontrar repuestos para cuando se le rompe alguna pieza?, esa es la sensación que los fabricantes deberíamos aspirar a dar a nuestros clientes.La lucha contra la obsolescencia programada está al alcance de todos.

 

¿Qué iniciativas tengo cerca?

Repair Caf

Queremos aprovechar ésta ocasión para dar a conocer los eventos que organiza Repair Café, una fundación que acerca los conocimientos necesarios para la reparación de objetos a cualquier persona que quiera aprender. Nuestros amigos de Suministros Industriales Herco participan, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, no solo en la impartición de cursos, sino también en su difusión a través de su canal de Youtube. En la web del de Repair Café, podéis ver otros eventos organizados en otros puntos de la geografía española y europea, a los que os invitamos a acudir.

 

Deja un comentario

2 × uno =