Celosías duraderas: Umbelco resiste

Diseñar y fabricar celosías duraderas, Umbelco resiste

Fabricar celosías duraderas ha sido desde nuestros orígenes, una prioridad. Desde la fase de diseño, hasta la entrega al cliente final, hemos puesto una especial atención en que nuestros productos ofrecieran servicio durante largos periodos de tiempo, con un bajo mantenimiento.

Gracias a ésta labor, hoy traemos un ejemplo de celosías duraderas instaladas hace más de 15 años en Zaragoza, las celosías orientables modelo UPO-150, las celosías de lamas fijas modelo UPF-150  y el revestimiento de fachadas modelo UPR-150 instaladas en el año 1996 en el Edificio de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, en su campus de la Plaza San Francisco. Éstos tres productos, especializados cada un en una función distinta, tienen en común además de la resistencia superior ya mencionada, un aspecto exterior uniforme, que permite combinarlos de múltiples formas, aportando una estética especial a los diseños.

Umbelco es una de las únicas 16 empresas que acreditan sus productos como libres de obsolescencia programada ( Sello ISSOP de la Fundación Feniss)

Un entorno exigente, para un resultado sobresaliente

Los edificios ubicados dentro de los campus universitarios tienen niveles altos de exposición al público, y por su uso diario, sufren altos niveles de desgaste. Éste edificio no es diferente. Ubicado frente a las pistas deportivas y en una de las zonas de aparcamiento de la Universidad, tiene un elevado flujo de tránsito tanto de vehículos como de transeúntes, y por su uso como edificio de químicas, sus celosías están en uso continuamente.

Por ello, en el diseño original, los proyectistas del diseño tuvieron en consideración la aplicación de nuestros productos tanto por su capacidad de mantener la misma estética con productos funcionalmente distintos, como por las elevadas capacidades de los materiales que los componen. Desde el diámetro aumentado de los ejes de giro de las lamas, al sistema patentado de clipaje de las lamas, todo en los productos instalados indica que se trata de celosías duraderas, y el tiempo nos está dando la razón.

Os dejamos una comparación de las fotos con 15 años de diferencia:

Celosías UPF-150 en el año 1996
Celosías UPF-150 en el año 2011
Lamas orientables UPO-150 en el año 1996
Lamas orientables UPO-150 en el año 2011
Celosías duraderas en el edificio de Químicas de la Universidad de Zaragoza
Vista del conjunto de la fachada en 2011

Deja un comentario

catorce + 18 =