Residencial Marqués de la Cadena

Arquitectura residencial: Cómo combinar lamas fijas y orientables en un diseño discreto y funcional

El edificio «Residencial Marqués de la Cadena» es la puerta de entrada al barrio de nueva construcción en la rivera del río Ebro a su paso por Zaragoza. Construido en antiguos terrenos industriales, es el primer edificio construido en éste entorno, y es un ejercicio de recuperación urbanística de la ciudad.

El edificio cuenta con el certificado BREEAM  «muy bueno», lo que demuestra la excelencia del diseño realizado por Ingennus Urban Consulting, y que lo ha convertido en un referente de los estándares en materia de sostenibilidad y eficiencia energética que deben marcar la arquitectura residencial en los próximos años.

Ubicación: Zaragoza, Aragón
Cliente: Beta Conkret
Arquitectos: Ingennus
Tipología: Arquitectura residencial

Necesidades de protección solar

El proyecto corresponde a un edificio en planta rectangular, en disposición exenta, en configuración de planta baja y siete elevaciones. Las fachadas exteriores incorporan un revestimiento proyectado en color blanco, que contrasta con los zócales de los extremos en color rojo teja, que es donde se instalan las celosías, en tramos verticales corridos.

El diseño del edificio, centrado en la eficiencia energética y el aprovechamiento al máximo de la disposición y orientación del edificio, requería del cerramiento mediante lamas de las zonas de cocinas y tendederos, tanto como sistemas de regulación de la luz solar, como de ocultación de las vistas.

Con un presupuesto de poco más de 4M de euros, y unas altas exigencias en materia de sostenibilidad, se solicitaba un diseño que maximizase el rendimiento de la inversión, con un indudable atractivo estético y que tuviera la funcionalidad como consideración principal. Es aquí donde nuestra combinatoria de lamas fijas y orientables presenta importantes ventajas técnicas, y se demuestra como una solución ideal.

Nuestra aportación al proyecto

El diseño de las celosías se ha planteado sobre la base de la combinación lamas fijas y orientables, dos productos con capacidades y funciones diferentes, que en nuestra gama mantienen una estética exterior uniforme. Para el antepecho de las terrazas se diseño un sistema de lamas fijas, y sobre éste, un sistema de celosías orientables. El conjunto está montado sobre una estructura tubular de aluminio que oculta e integra ambos sistemas.

En el antepecho, las UPF-150 a 25º cumplen su función de ocultación de vistas y reflexión de la luz solar directa, permitiendo a la vez una ventilación homogénea de las terrazas gracias a la disposición en forma de «U» del cerramiento. Al no requerir travesaños horizontales, la integración estas lamas fijas y orientables es fluida y no requiere una separación visual entre elementos.

Sobre el antepecho montamos nuestras celosías de lamas orientables tipo UPO-150, que aportan varios puntos de inclinación (incluido el de 25º para que se integren perfectamente con las celosías fijas UPF-150), y una resistencia excelente, factores muy relevantes tanto por el diseño como por los fuertes vientos por los que se conoce a Zaragoza y en especial a las riberas del Ebro.

Resultado obtenido

280 m2 de celosías de lamas instaladas

Persianas exteriores orientables para arquitectura residencial

VPO en Ensanche de Vallecas

Celosías tubulares fijas en El Cañaveral