ESCUELA DE MÚSICA JULIÁN GAYARRE

Noáin es una población que forma parte del área metropolitana de Pamplona, ciudad de la que dista apenas 5 kilómetros. Cuenta con una población de más de 8.000 habitantes y aprovecha su ubicación estratégica para alojar el aeropuerto de Pamplona-Noáin, y múltiples servicios de asistencia al transporte por la confluencia de las A-21 (Autovía del Pirineo) que le comunica con Jaca y Huesca, la AP-15  (autopista de Navarra) que le comunica con Zaragoza, y la proximidad de la ciudad del transporte de Imárcoain.

Destaca también por ser uno de los núcleos de creación de empresas más activos de la comunidad, alojando el Centro de Europeo de Empresas e Innovación de Navarra, y por conformar una parte importante del cinturón industrial de Pamplona, con los polígonos de Elortz, Talluntxe y Noáin-Esquioz.

Ubicación: Noain, Comunidad foral de Navarra
Web: Escuela municipal de música «Julián Gayarre»
Tipología: Arquitectura educacional

Necesidades de protección solar

La Escuela Municipal de Noáín es un edificio en planta rectangular, con tres plantas de elevación, que aprovecha su diseño para salvar las diferencias de nivel entre las fachadas norte y sur. El diseño tiene en cuenta la ubicación del centro frente a una plaza sin arbolado desde la que hay acceso tanto a la escuela de música como a la biblioteca, por lo que  tanto fachada sur oeste como el acristalamiento a dos aguas de ésta misma fachada se diseña con sistemas de protección solar horizontales y motorizados. Ésta orientación de las celosías está justificada por la reducción de ciclos de apertura y cierre necesarios para un control de la luz natural, y por las propiedades de las propias lamas, que permiten luces de hasta 400cms, reduciendo el número de motores por hueco y aportando una estética exterior más uniforme y continua.

Nuestra aportación al proyecto

Las celosías UPO-250 son las elegidas para éste edificio por su elevada resistencia, cierre por machiembrado y alta durabilidad a la intemperie. Gracias a estos tres factores, las celosías ofrecen un control lumínico superior, al mejorar el oscurecimiento con las lamas cerradas, unas longitudes de lamas mayores, que mejoran tanto la estética como los costes, y un rendimiento sobresaliente (las imágenes que mostramos aquí están diez años después del fin de la obra)

El módulo principal del proyecto se compone de 14 huecos individuales, insertados dentro de una estructura de acero que se aloja bajo un alero de hormigón y baja hasta el nivel del suelo, en las que se incorporan las UPO-250 en ral 9007 motorizadas. El color de las lamas hace de lazo de unión entre la parte de diseño tradicional del edificio, con fachadas de piedra en color natural, y los suplementos laterales con forrados cerámicos metalizados de un extremo y las estructuras de acero presentes en el otro.

Por último, destacar el torreón con encuentro a inglete de dos módulos, con una longitud de lamas superior a los 400cms, que se sustenta mediante unos postes verticales de aluminio de grandes dimensiones, anclados a su vez a los frentes de los forjados, de modo que se evitan interferencias con las carpinterías y  se consigue un aspecto flotante que aligera la vista del hueco.

Resultado obtenido

370 m2 de celosías de lamas instaladas

CEIP Brianda de Luna

Colegio San Ignacio de Loyola

Escola Pau Casals