Sede oficinas EXPO Zaragoza 2008

En el año 2008 se celebró en Zaragoza la EXPO Agua 2008, centrada en el tema “Agua y desarrollo sostenible”. Con motivo de éste evento, se construyó junto al río Ebro un recinto que albergase pabellones para los 150 países, 220 ONG’s, las 17 comunidades autónomas de España y el resto de entidades participantes.

Diseñado inicialmente como centro para la prensa, el edificio se compone de dos bloques principales. Un primer módulo de planta rectangular, con una única altura de elevación, que conecta con un segundo módulo de planta rectangular perpendicular al anterior, que conforma una torre con cinco alturas. En el primer bloque, destacan los módulos acristalados de gran formato, que continúan en el segundo, con una segunda piel de lamas de vidrio de pala ancha.

Ubicación: Zaragoza, Aragón
Cliente: Begar
Arquitectos: D. Basilio Tobías Pintre
Tipología: Arquitectura Dotacional.

Necesidades de protección solar

El diseño planteaba importantes retos tanto por su ubicación como por la relevancia del evento en la ciudad. Zaragoza es una ciudad caracterizada por altas temperaturas en verano y fuertes vientos tanto en otoño como en invierno, de modo que la solución a instalar debía conformar una protección solar eficiente de alta resistencia al viento. Al estar planteado como una sede de comunicaciones, contar con visión perimetral del recinto de exposiciones, y aportarle una elevación respecto del suelo eran algunas de sus características más valoradas.

EXPO 2008

Nuestra aportación al proyecto

Nuestra propuesta en éste proyecto fue el desarrollo de un sistema de celosías de lamas de vidrio templado novedoso, el UPV-360, que fuera capaz de resistir lamas de la misma longitud que los módulos de muro cortina, con una elevada resistencia al viento y las vibraciones, que además pudiera instalarse en obra de manera rápida.

Para cumplir con su función como protección solar, se diseñaron a modo de elemento exterior parcialmente reflectante gracias a la inclinación de las lamas y su tratamiento superficial, para crear una chimenea térmica entre el muro cortina y las lamas, que potenciaron su función mediante un serigrafiado personalizado. 

Resultado obtenido

850 m2 de celosías de lamas instaladas

Centro Cívico de Cuarte de Huerva