Naves industriales en Marchamalo

Lamas de aluminio tubulares UPE-200×40 para oficinas.

Marchamalo es una de las ciudades situadas en el cinturón exterior de Madrid que gracias a su ubicación, está tomando impulso tanto en el sector de la distribución como del transporte. Por ello, la empresa Montepino ha decidido apostar por la implantación de unas instalaciones de primer nivel para uno de sus clientes especializado en la distribución para e-comerce, para el que ha diseñado y construido unas instalaciones de primer nivel no sólo a nivel productivo sino también a nivel logístico y de seguridad.

El proyecto consiste en unas instalaciones industriales con una superficie en planta de 230.000m2, de los que aproximadamente 5.600 son de oficinas. Con 12 metros de altura libre y 98 muelles de carga, éstas instalaciones cuentan con las envidiables capacidades logísticas, que se completan con el certificado LEED Silver otorgado por la USGBC.

Ubicación: Marchamalo, Castilla La Mancha
Cliente: Montepino
Arquitectos: A4 Arquitectos
Tipología: Arquitectura Industrial

Proyecto certificado LEED Silver por la USGBC

Necesidades de protección solar

Las instalaciones se dividen en dos bloques principales. El bloque de mayor tamaño se encuentra anexo a las instalaciones de la propia nave, y únicamente una visión a través de satélite o dron pueden ayudarnos a ver lo impresionante de éstas instalaciones.

Las oficinas de éste recinto controlan toda la logística necesaria, los accesos, y el control del contenido, siendo éste sistema íntegramente digital. Por la configuración exenta del edificio, las zonas de oficinas disfrutan de abundante luz natural, pero éste factor, recomendado para la habitabilidad, puede suponer un problema si no se le incorporan sistemas de regulación.

Tendiendo en cuenta éste factor, el diseño de A4 Arquitectos incorpora un sistema de lamas de aluminio tubulares de gran formato, y que luego se definirían definitivamente como nuestras celosías UPE-200×40. Éstas protecciones solares aportan un diseño moderno al edificio, pero son una solución técnica perfectamente válida para la proyección de sombra en las estancias, y por tanto, para facilitar el uso de pantallas.

Naves industriales en Marchamalo para Montepino

Nuestra aportación al proyecto

Para éste proyecto hemos presentado una propuesta con nuestras lamas de aluminio tubulares UPE-200×40 basada en dos pilares, en primer lugar, la eficiencia en el control solar, y en segundo lugar, un diseño que siendo sobrio, se pudiera integrar en la estética del edificio aportando un valor propio.

Para conseguir maximizar la funcionalidad, hemos modulado la separación entre lamas tubulares de aluminio y sus viguetas de soporte para hacerlos coincidir con las líneas existentes del edificio, a la vez que hemos hecho un diseño específico de los soportes que sustentan las lamas, para obtener un resultado sólido, a la vez que visualmente proporcionado.

La integración estética se ha conseguido tanto mediante el uso de un color específico conforme a las indicaciones del cliente, como mediante el diseño del conjunto de las celosías como elementos de fachada contínuos, un detalle que añade complejidad, pero por contra, mejor de manera considerable el aspecto final del proyecto.

Resultado obtenido

800 m2 de celosías de lamas instaladas

Celosías para nave industrial en Meco

SanLucar Fruit

Edificio de oficinas para Endesa